miércoles, 3 de diciembre de 2014

¡Volvemos a la carga! 

Bastantes meses han pasado sin subir entrada alguna, por lo que la disculpa de mi parte es obligada.
Lo cierto es que, aunque he tenido tiempo en ocasiones, he dedicado casi todo mi esfuerzo a crear nuevas historias desde que Maldito romance vio la luz. Hoy hace once meses de aquel estreno y aún seguimos bien situados en los rankings de libros más vendidos.

Allá por marzo llegó Los relatos de Alex y su Tropa y en mayo mi primer libro no auto-publicado, con Amor bajo sospecha. La presentación del libro me llevó hasta Barcelona para vivir unos momentos inolvidables. Conocí a algun@s troper@s y me relacioné por primera vez con much@s compañer@s y lector@s, tanto en la presentación como en el primer evento B'Radic. Tuve también el inmenso placer de conocer a mi editor en Gram, Françs Gori, al que jamás me cansaré de agradecer que confiara en un hombre para un mundo copado por mujeres.
Pero ya por aquellos días estaba bastante cansado, después de diez meses sin descanso. Fue cuando decidí parar, como anuncié en la presentación del libro en Jerez...

Aunque se presentó la posibilidad de participar en una nueva colección y escribí dos libros más. Uno de ellos saldrá dentro de dos semanas y su atractiva portada es la que inunda esta publicación. El otro tendrá que esperar algún tiempo. Hay ocasiones en que yo corro bastante más veloz que el mundo que me rodea...
Despacito y buena letra :-)

Pero mis fieles lectoras me pedían la segunda parte de Maldito romance, por lo que la llegada del verano no supuso para mí el merecido descanso, sino la vuelta al trabajo. Maldita alianza me llevó más tiempo del previsto pues al cansancio acumulado se unió el parón por el viaje que me regalé por media España. Aparte de poder descubrir lugares hermosos, tuve la suerte de poder conocer a gente que quedarán grabadas para siempre en mi memoria. Lectoras que pasaron a convertirse en amigas. ¡Eso no tiene precio!

Y volví con las pilas cargadas, pero mi obra más densa terminó con mis reservas de fuerzas. A pesar de todo, estimo que el cierre definitivo a la historia de amor entre Alicia y Ángel ha sido hasta la fecha mi trabajo más completo.

En noviembre llegó un nuevo evento romántico en Málaga con las JAR y un nuevo proyecto se comenzó a fraguar...

Hoy, tras 51 días sin escribir, vuelvo a la carga en el blog. Ya he estado estos días trasteando, reorganizándolo todo un poco a la vez que iba viendo cada vez más cerca la llegada de Offside - En fuera de juego. El próximo 16 de diciembre verá la luz mi 5º libro de 2.014, un año que no olvidaré jamás. No todo ha sido de color de rosa y han existido algunos momentos amargos, pero hay que ser optimistas y quedarse con lo bueno.

Y después, ¿qué?

Pues lo cierto es que no lo tengo claro. Tengo muchas ganas de escribir la historia que lleva meses rondándome por la cabeza, pero me obligo a seguir descansando el cuerpo y la mente. Necesito seguir leyendo y seguir observando el mundillo desde una posición diferente. Sólo así podré pensar con objetividad para continuar con mi escalada. Revisar Absoluto silencio y publicarlo de una vez, meterle mano a la nueva historia, involucrarme en el otro proyecto en ciernes. Aún no sé qué haré. Sólo tengo claro que comencé este "año maldito" siendo yo y lo terminaré siendo yo. Mantener los pies en el suelo, entreteniéndome y entreteniendo, es el primer objetivo que me marqué. Creo que lo he cumplido.

2.015 es una incógnita. Febrero debería llevarme hasta el RA de Madrid para seguir conociendo a la buena gente romántica. Aparte de eso, pocos planes más me planteo. Siempre aspiro a lo más alto, pero todo lo que llegue será un regalo porque hasta de las peores situaciones hay que extraer lo positivo. Como piensa una buena amiga, con una sonrisa es todo más sencillo.

Ale, no os aburro más y os dejo "en fuera de juego" con la mirada de este chavalote. ¡Ah!, que no son los ojos los que captaron vuestra atención...

¡Sed mal@s!




No hay comentarios:

Publicar un comentario